MINISTRANDO LIBERACION Y GUERRA ESPIRITUAL - UNDECIMAHORA.ORG MINISTERIO DE EVANGELISMO

IMPOSIBLE QUE NO VENGAN TROPIEZOS (REFLEXIÓN)
INTRODUCCIÓN AL MINISTERIO DE LIBERACIÓN Y GUERRA ESPIRITUAL

espacio espacio
USUARIO DEFAULT UNDECIMAHORA Para activar los PDF y MP3, debes abrir tu Sección de Usuario.
Si no eres usuario, te invitamos a registrarte ahora. Aquí Nuevo Registro.
LISTA + IMÁGENES LISTA + PDF + MP3

IMPOSIBLE QUE NO VENGAN TROPIEZOS (REFLEXIÓN)

Estudio nº 73
(Publicado el día 16 de Marzo de 2012)

IMPOSIBLE QUE NO VENGAN TROPIEZOS (REFLEXIÓN)

¡Dura cosa es caer en las manos de Dios! Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; más ¡ay de aquel por quien vienen! (Lucas 17:1.)

Dios nos hizo, y nos permitió estar en este mundo, nos amó tanto que nos regaló a su único Hijo, Jesucristo, para que hoy pudiéramos tener acceso a su presencia, pues esta comunión del hombre con Dios, por el pecado, se había roto.

Ahora bien, nos enseñó Cristo que sólo a través de él, podemos llegar al Padre, no hay otro nombre dado a los hombres en que podamos ser salvos, Jesucristo Hombre. (Hechos 4:12.)
 
¿Qué más? Nos dijo que estamos en este mundo, pero no somos de este mundo (Juan 17:14.) nuestro norte es llegar a la patria celestial, pero mientras ¿Qué sucede? Dijo el Señor; En el mundo tendréis aflicciones, pero confiad yo he vencido al mundo. (Juan 16:33.)
 
Si observamos el texto de hoy, en él hay una palabra importante “IMPOSIBLE” que no tengamos tropiezos; ésa es la vida, ellos nos ayudan a crecer, a buscar más de Dios, nos educan.  Los tropiezos, pruebas, choques, angustias, como les quiera llamar, son necesarios para que nuestro carácter sea moldeado según el propósito de Dios; igualmente se necesitan para que conozcamos el poder de Dios, para que nuestro ego sea tocado y colocado en el lugar que le corresponde: primero Dios y después yo; para que vayamos perfeccionando nuestra vida y que cuando estemos reunidos con gente, llámese familia, amigos, hermanos, o compañeros de trabajos, podamos testificar de las maravillas que Dios hace en nosotros cada día.
 
Imposible, sí, es imposible que todo vaya bien, que todo salga bien, que no haya angustia o preocupaciones, IMPOSIBLE, los tropiezos dan sabor a la vida, pero, pero, observen que dura es esta Palabra…  
 
- Pero ¡ AY ¡ de aquel por quien vienen.
 
Si existe algún tropiezo en tu vida y éste ha sido causado por alguien Ay,Ay,Ay, pobre de esta persona; Dios está sentado en su trono, todo lo ve, todo lo sabe y dará recompensa según las obras de cada uno.
 
No hagas daño, no te involucres en los planes de maldad que tramen contra otra persona y menos si es hija o hijo de Dios. Dice la Biblia que no nos engañemos, Dios no puede ser burlado, todo lo que el hombre siembra eso también segará.
 
Si haces daño, eso recibirás; si eres cómplice, recompensa tendrás; cuando ocurran cosas en la vida de aquellos que por envidia, maldad, venganza, o sencillamente porque no te aceptan como eres, entonces se preguntan: ¿por qué me sucede esto?  He allí el resultado de la maldad, del tropiezo que ha causado a uno de los pequeños de Jehová.
 
El hijo de Dios es como árbol plantado junto a las corrientes de las aguas, que da fruto en su tiempo  y su hoja no cae y todo lo que hace prosperará.  No así los malos que son como el tamo (algodón) que arrebata el viento. Salmo 1.
 
Dios destruirá al malo, al de lengua mentirosa, él tomará venganza, él pagará a cada uno. Si tropiezas por aquel que hace maldad, deja todo en las manos de Dios.
 
La Palabra de Dios dice: “Horrenda cosa es caer en manos del Dios Vivo”.
 
¿Quién podrá justificar una maldad delante de Dios? 
 
Tendremos tropiezos, y vamos a vencer, de todos ellos seremos librados, Dios nos llevará de triunfo en triunfo; y aquellos que provocan estos deslices, serán tomados en cuenta, cuando llegue el momento Dios tomará venganza y la maldad los alcanzará.
 
Roguemos a Dios que su misericordia sea eterna y que su amor permita que cada día pidamos perdón por nuestras acciones.
 
Nadie puede escaparse de los ojos de Dios, ellos recorren toda la tierra y él conoce nuestro corazón y nuestros pensamientos.
 
AY, significa: angustia, dolor, llanto.
 
Que Dios nos ayude a serle fiel y a cuidar nuestra salvación, para que al final del camino, seamos llamados buenos siervos.
 
Saludos.
Humberto Tous.

USUARIO DEFAULT UNDECIMAHORA Para activar los PDF y MP3, debes abrir tu Sección de Usuario.
Si no eres usuario, te invitamos a registrarte ahora. Aquí Nuevo Registro.
LISTA + IMÁGENES LISTA + PDF + MP3

REGíSTRATE!!! Recibe los estudios y demás notas en tu correo electrónico. Clic Aquí.
DEJA AQUÍ TU COMENTARIO...
Gracias y Bendiciones


 

          Para participar de los Comentarios y de los Mensajes debe ingresar.